jules-bianchi-celebracion

La llegada de Jules Bianchi a meta en la octava posición (novena si tenemos en cuenta la penalización) fue la gran sorpresa del Gran Premio de Mónaco. El francés, cuyo talento nunca ha estado en duda en la parrilla, se ha convertido en una especie de héroe dentro del equipo ruso.

Los puntos de Bianchi recordaron a cuando los más humildes Minardi intentaban cruzar la meta en una posición dentro de los ocho primeros. La vida en la Fórmula 1 ha cambiado, y ahora Caterham y Marussia luchan por sobrevivir desde el final de la parrilla. En vez de dar la primera oportunidad a talentos de futuro tienen que esperar a que llegue a la puerta alguien con dinero, que pague por rodar.

A pesar de haber llegado como recambio de Luiz Razia, Bianchi se ha sabido hacer el hueco en la Fórmula 1. Asesorado por Nicolas Todt, Jules ha demostrado haber llegado a la F1 para quedarse, y el puntuar con Marussia lo apoya. John Booth, team principal de Marussia, ha reconocido sus méritos.

Ya sabíamos que Jules tenía talento, el noveno puesto solo lo confirma. El fin de semana fue increíble. El jueves fue decimotercero en los entrenamientos libres. Creo de verdad que él ha demostrado su talento desde el primer día

Es obvio que Bianchi no habría puntuado de no ser por los abandonos ajenos, pero estuvo en el lugar adecuado en el momento correcto, sobre todo gracias al perfecto stint con neumáticos blandos. Sin duda fue un buen fin de semana para el francés, que además también tiene raíces monegascas.

En cuanto a Marussia, parece que el equipo ruso se hará con la décima plaza del campeonato y, por ende, recibirá la ‘subvención’ de la FOM. Además, según la web F1i, hay un piloto interesado en rodar algunos entrenamientos libres pagando más de un millon de euros.

Vía | F1i

Lea también: