james_allison.jpg

El director técnico de Ferrari sospecha que las dificultades que ha experimentado Kimi Räikkönen, desde inicios de temporada, no se podrán resolver este año porque los problemas son inherentes al diseño del coche. El piloto finlandés se ha quejado en reiteradas ocasiones que el F14T presenta un acentuado subviraje al momento de frenar o al girar en las curvas, razón por la cual no se ha sentido a gusto desde que llegó al equipo italiano. Sin embargo, su compañero Fernando Alonso marcha cuarto en el campeonato con 115 puntos, 88 unidades más que las alcanzadas por Räikkönen.

Allison explica que la arquitectura del F14T, coche firmado por Rory Byrne y Nicholas Tombazis, posee características puntuales que resultan fundamentales para cierto tipo de manejo, pero no pueden modificarse de forma parcial para adaptarlo a otro. De allí que resulte muy difícil concebir un F14T a gusto de Räikkönen. Sin embargo, comenta que en Ferrari han trabajado en muchas áreas para minimizar el desagrado del finlandés, pero un rediseño a estas alturas es improbable.

En declaraciones para la cadena Sky Sports, Allison expresó:

Hemos mejorado las cosas durante la temporada. El coche ahora es mucho más del agrado de Räikkönen de lo que era entonces, pero hay ciertas características fundamentales en el diseño que no se pueden alterar porque se modificaría la arquitectura. Los problemas del F14T son consecuencias del diseño y la arquitectura no es realmente modificable en un año. Puede que el trabajo realizado sea para mejor porque intentamos hacer lo mejor. Pero hay muchas limitaciones técnicas.

Vía | skysports

Lea también: