Después de haber sufrido multitud de críticas en los último años por unos neumáticos poco duraderos, el suministrador de gomas en Fórmula 1, Pirelli, ha diseñado unos compuestos mucho más duros. Este factor, sumando que con la nueva normativa los neumáticos son más anchos, permite a los pilotos ir al máximo durante más tiempo, pero reduce el número de paradas en boxes. Según Mario Isola, habrá una competición más interesante.

El director de Pirelli en Fórmula 1 asegura que no todas las carreras serán a una parada, pero no descarta que en algunas ocasiones este sea el caso. A pesar de ello, Isola no cree que interceda en el espectáculo que veremos en pista.

“Habrá menos paradas en boxes que el año pasado, por supuesto. Las carreras a una sola parada dependen del nivel de degradación, porque si tienes menos degradación y un neumático que puede rodar durante un buen número de vueltas, no hay por qué cambiar las gomas. Pero creo que menos paradas en boxes no implican menos espectáculo. Tal vez sí. Pero tal vez no. No es una correlación directa”, explica.
Otro aspecto importante, es que Mario Isola desmiente los rumores sobre unos compuestos con cero degradación, ya que lo visto en los test de Barcelona no era fuego real. El objetivo de Pirelli es que los neumáticos se degraden al cabo de 10 vueltas aproximadamente, que es lo que según Isola, se le pidió a Pirelli.

“Esto sucede si tienes degradación cercana a cero y si tienes tres compuestos con diferentes tiempos por vuelta. Pero lo que se nos pidió fue tener diferente degradación, no cero”, continúa.
En último lugar, el jefe del suministrador italiano de neumáticos, destaca que al reducir el sobrecalentamiento, los pilotos podrán atacar los límites durante más tiempo. Aún así, sostiene que es necesario un mínimo de degradación para mantener el espectáculo.

“El sobrecalentamiento era algo sorbe lo que se nos insistió, ya que los pilotos no quieren tenerlo cuando siguen a otro coche. Perderían agarre, sobrecalentarían la superficie y no podrían seguir luchando. Eliminar esta situación era el objetivo y el feedback ha sido positivo. No hay cero sobrecalentamiento, pero es un gran paso respecto a 2016. La degradación no debe ser cero porque, de ese modo, no tendríamos éxito”, finaliza.

 

fuente: TheBestF1

Lea también: