di montezemoloEl Presidente de Ferrari Luca di Montezemolo cree que en estos momentos sólo hay dos posibles salidas a la crisis que vive la Fórmula Uno: o que la FIA se reforme o que los constructores lideren la creación de un campeonato paralelo.

Con la alta tensión que se vive entre la FIA y la FOTA tras la publicación ayer de la lista de equipos participantes para el Mundial 2010, Di Montezemolo ha dejado claro que los equipos no piensan recular ni renunciar a las condiciones que desean para su deporte.

En unas declaraciones realizadas hoy en su visita a Le Mans, Di Montezemolo ha dicho que no tiene ninguna duda de que todo este conflicto se acabará resolviendo pronto, aunque no es capaz de predecir de qué modo.

«En un par de años el problema con la Fórmula Uno estará solventado. Ya sea como yo espero, es decir, con un responsable de la FIA, o como sucede en otros deportes, organizando nuestro propio campeonato. Y es que cuando tienes motores, cajas de cambio, marcas, tecnología, organización, capacidad de inversión, eso no es difícil. Así que el problema se solucionará, espero que pronto.»

Di Montezemolo admitía su tristeza por la situación que atraviesa la F1, pero comentaba que ciertos sectores de la FIA podrían actuar para evitar que este deporte sea ‘destruido.’

«No podemos repetir todos los días que no estaremos en la próxima edición del Campeonato del Mundo de F1 con estas reglas y sin que se respeten los derechos de Ferrari. Y dicho esto, hoy no me gustaría hablar mucho más sobre F1 porque el ambiente que se respira aquí hoy es muy positivo.

«Espero que se solucionen los problemas porque yo empecé a trabajar como team manager de Ferrari en 1973. Somos el único constructor que ha estado en la Fórmula Uno desde el principio, sin ninguna interrupción, y la Fórmula Uno para Ferrari es parte de su vida, de su sangre, de su ADN.

«No estoy contento, no estamos contentos. Estamos muy descontentos con la situación, fundamentalmente por el público, por los espectadores. No queremos que la Fórmula Uno se convierta en una Fórmula 3.

«Pretendemos no sólo mantener, sino mejorar el ADN de la F1, la tecnología, la innovación y la competición. Queremos limitar los costes, porque todo el mundo lo necesita, y creo que la FOTA ha demostrado que se pueden recortar los gastos en 2009 en un 50% por lo que se refiere a motor y cajas de cambio.»

Montezemolo añadía: «Continuaremos en esta dirección. Estamos unidos y queremos encontrar una solución, y estoy seguro de que dentro de la FIA habrá gente lo suficientemente responsable para entender que ahora es absolutamente necesario no crear problemas para no destrozar la F1, sino que hay que solventar el problema.»

«Todo el mundo ve lo que está pasando en la Fórmula Uno. No entiendo el motivo,» decía. «En cualquier caso creo que las condiciones de la FOTA son constructivas, muy claras: gestión y normas estables – la gente no entiende porqué hay cambios cada seis meses, un día el KERS, otro los motores estándar.

«Estoy muy satisfecho de que hayan nuevos equipos, y cuando digo nuevos equipos me refiero a la Fórmula Uno y no a la Fórmula 3.»

Cuando se le preguntaba si Le Mans podría ser un posible sustituto de la F1 para Ferrari, Di Montezemolo respondía: «No creo que sea posible competir al máximo nivel, intentar ganar en tantos campeonatos. Creo que existe la Fórmula Uno, existe Le Mans y correr en Estados Unidos, que es realmente exigente, como la Indy y otras categorías.

«Nuestra intención es continuar participando en la Fórmula Uno si se dan las condiciones. Si no es así, quiero decirles a todos nuestros seguidores, que se han puesto en contacto con nosotros estos días de una forma increíble, que la competición está en el ADN de Ferrari. Si dejamos la F1 haremos algo, y a buen seguro que Le Mans sería una de nuestras prioridades.»

F1Live

Lea también: