Los organizadores del regreso del Gran Premio de los Estados Unidos que se disputará el próximo mes de noviembre, están considerando montar asientos adicionales para poder satisfacer la alta demanda. La carrera será la primera que tendrá lugar en el nuevo Circuito de las Américas de Austin.

El evento de Texas, marcará el primer Gran Premio de Estados Unidos desde que Indianápolis fuera sede hace cinco años de la última carrera de F1 disputada en el país americano. En aquel entonces la carrera la ganó Lewis Hamilton con McLaren.

“Hemos experimentado una increíble demanda de asientos reservados en tribuna y los clientes han comprado rápidamente todo nuestro catálogo de entradas disponible”, explica Julie Loignon, Vicepresidenta de Relaciones Públicas del circuito.

 

“Como tal, estamos considerando instalar más gradas con asientos reservados entre las curvas 9 y 10 y entre las curvas 11 y 12, en lugar de instalar otro tipo de asientos que se habían planeado para esas áreas.”

“Daremos a conocer toda la información sobre la disponibilidad de nuevas tribunas y cuando podrían estar disponibles para la compra los asientos reservados adicionales lo antes posible.”

 

Lea también: