sin_título-4.jpg

Obviamente la de calperfecta sería decir que Jules Bianchi ha salido ileso de su grave accidente, sin embargo sólo podemos esperar y desear toda la fuerza del mundo a Jules Bianchi. De la carrera se esperaba mucho, pero al final fue toda una decepción. Lewis Hamilton demostró que no tiene ni un ápice de ambición menos que Nico Rosberg y el adelantamiento realizado bien vale que sea nuestro protagonista en esta sección.

También Red Bull conseguía recuperarse de la mediocre clasificación de la jornada de ayer, demostrando que los RB10 de Daniel Ricciardo y Sebastian Vettel estaban preparados para la lluvia más que para una sesión sobre asfalto seco. Jenson Button y Nico Hülkenberg han sido las otras notas positivas de la jornada. Ambos se han aprovechado de su particular forma de ver las carreras para recuperar posiciones hasta escalar a la quinta y octava posición respectivamente. No debemos olvidar tampoco a Jean-Eric Vergne y su espectacular remontada desde el fondo de la parrilla.

En cuanto a la de arena… Obviamente tiene que ir para los fallos en materia de seguridad que ha habido hoy en el Circuito de Suzuka. Además de la reducida visibilidad y la catastrófica desdicha de que Bianchi chocase contra la grúa que estaba tratando de retirar el monoplaza de Adrian Sutil, el hecho de que el helicóptero médico no estuviese disponible es algo inadmisible en una competición como esta.

El grave accidente del piloto de Marussia ha hecho que el rendimiento de los Ferrari haya vuelto a pasar un tanto inadvertido. Quedarse sin ver a Fernando Alonso en un Gran Premio de lluvia siempre es una mala noticia, más aún tras ver durante los dos días anteriores el buen ritmo que tenía el asturiano sobre el monoplaza rojo. No es descartable que el bicampeón hubiera podido llegar al podio, pero ya tenemos suficiente con el mercado de fichajes como para seguir haciendo Fórmula 1-Ficción.

Lea también: