haasf1.jpg

En la escudería italiana desean implementar un enfoque similar al de Red Bull y para ello, desde la plana mayor, indican que es factible que el equipo debutante Haas F1 se convierta en su filial. Marco Matiacci, jefe de Ferrari, considera que los cambios gerenciales, realizados hasta ahora, apuntan hacia una reorganización a gran escala, incluyendo inversiones en nuevas infraestructuras por lo que hacerse con un segundo equipo en el campeonato también está sobre la mesa.

Ahora mismo, Ferrari es el proveedor de motores de los equipos Sauber y Marussia, pero la relación siempre ha operado desde el punto de vista comercial, más allá de que en la escuadra rusa permanezca Jules Bianchi, el alumno más aventajado de la Academia Ferrari. Caso contrario sucede con Red Bull y Toro Rosso, allí si es evidente que los de Faenza son el equipo B de los austriacos. Desde Italia, La Gazzetta dello Sport informó que el planteamiento ha sido realizado, faltaría esperar que Gene Haas acepte y su escudería sea el equipo satélite de Ferrari en el 2016.

Según lo publicado, en Ferrari no están considerando comprar la infraestructura de Haas, algo ilógico sobre todo si van a operar desde Estados Unidos, la propuesta se centraría en utilizar a Haas F1 para probar y desarrollar tecnologías, además de darle oportunidad a los pilotos jóvenes del programa Ferrari, como Raffaele Marciello y Antonio Fuoco. La asociación de patrocinio y de proveedor de unidades de potencia allana el camino. Por otra parte, Marco Matiacci está presionando para que el próximo Reglamento Técnico contemple la transferencia de tecnología como medida para abaratar los costos.

Por lo visto, se podría pensar que Ferrari no contempla invertir ni en Sauber ni en Marussia porque las economías de tales equipos representan un riesgo. Así que prefiere esperar por Gene Haas y su equipo para poner en marcha al “Cavallino Nero”.

Vía | motorsport

Lea también: