Fernando Alonso

Por una vez parece que los Ferrari en general y Fernando Alonso en particular han dado una alegría a los italianos en el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1, o al menos en parte. Tras estar en posiciones punteras durante las sesiones libres como suele ser habitual dada su tendencia a rodar en pista con menos combustible que sus rivales, ha podido cerrar una sesión clasificatoria cerca de los puestos de cabeza.

Quizás el estar de nuevo abonado a la quinta posición no sea merecedora de reconocimiento, pero ser el último piloto en estar metido en los 1’45, a cinco milésimas de Sebastian Vettel y lo que es mejor, no al segundo largo que estamos acostumbrados de los Mercedes sino a unas más asequibles 226 milésimas, lo que es la menor distancia de toda la temporada.

Empezaron sorprendiendo los Ferrari con el mejor tiempo para Kimi Räikkönen seguido del propio Fernando Alonso. La Q2 también transcurrió con tranquilidad, sin necesidad de salir a defender la posición gracias a un 1’46″328 que lo colocaba en tercera posición justo por detrás de los dos Mercedes.

En la Q3 también hubo pelea, sabiendo que no iba a luchar por la pole pero sí por superar a los Red Bull y a los Williams, lo cual sí pudo hacer. Una pena que el motor del finlandés dijese basta, ya que se le ha visto muy entonado, firmando quizás una de las mejores clasificaciones de todo el año a pesar de la séptima posición final.

Una de las pocas veces que el podio no parece estar demasiado lejos. Si las averías del Red Bull de Sebastian Vettel lo permiten (lleva un fin de semana bastante problemático) puede haber una interesante lucha en las primeras vueltas con Felipe Massa como invitado especial.

En Motorpasión F1 | GP de Singapur

Lea también: