boullier_denis

McLaren, el segundo equipo más exitoso en la historia de la Fórmula 1, sigue atravesando horas bajas. Lo que comenzó con buenos augurios en Australia se ha ido desvaneciendo con el transcurrir de los días hasta ya no representar mayor peligro para sus adversarios. En España, el piloto Jenson Button culminó en el puesto 11 y su compañero, el novato danés Kevin Magnussen en el 12, muy lejos de todo. Sorprende además el pobre rendimiento del MP 4-29, considerando que lleva el propulsor Mercedes, el mismo que ha ganado todas las carreras..

Algo anda mal en McLaren, la temporada pasada resultó la más nefasta desde su fundación, y lo más probable es que de un momento a otro comiencen a rodar cabezas. Ron Dennis, Eric Boullier y Sam Michael son los rostros visibles del desastre. Jenson Button ha manifestado públicamente su descontento, además de sugerir la presencia de un piloto experimentado para ocupar el lugar de Magnussen el año que viene. En 2015 Honda pondrá dinero y el motor V6 turbo, pero el diseño del coche será responsabilidad del personal de Woking, el mismo que no levanta cabeza desde hace un buen rato.

Eric Boullier, jefe del equipo, declaró al respecto:

Nuestro camino hacia la competitividad se está haciendo largo, eso lo sabemos. Creemos que vamos en la dirección correcta para mejorar. Debemos enfocarnos en dar pequeños pasos hacia adelante en términos de rendimiento. Hicimos el mejor trabajo posible con el coche en Barcelona pero en las primeras vueltas de la carrera no pudimos conseguir una óptima temperatura en los neumáticos, además es muy difícil adelantar en este circuito. El equipo técnico cree que aprendió algo pero es obvio que hay mucho trabajo por hacer. Vamos tan rápido como podemos pero todo está en nuestra contra.

Vía | grandprix247

Lea también: