En Red Bull reconocen que, con las características de estos monoplazas, es más difícil adelantar. Tanto Daniel Ricciardo como Max Verstappen, coincide en que ya no es tan sencillo adelantar a un coche en pista. En el Gran Premio de Australia, el holandés era más rápido que Magnussen y Alonso, no obstante, no fue capaz de superarlos en pista, debido a la aerodinámica de estos autos y a lo anchos que son.

“Siento que ahora con neumáticos anchos y autos anchos, se ocupa mucho espacio en la pista. Es difícil encontrar aire limpio. Está llegando a un punto en el que creo que en algunas pistas no habrá casi adelantamientos“
De acuerdo con las palabras de Daniel Ricciardo, los coches de las pasadas normativas eran mejores que los actuales. Es cierto que eran más lentos tanto a una vuelta como en tandas largas, pero los domingos ofrecían mayor espectáculo para los aficionados.

“¿Queremos ver a los autos haciendo 1m22s en lugar de 1m25s, pero no pudiendo competir el domingo? ¿O quieres ver autos más lentos pero pueden competir? Tiene que haber un equilibrio entre estas dos situaciones“, explica el australiano.
Además simplificar la normativa de unidades de potencia, sería un gran primer paso para comenzar a reducir los costes en la Fórmula 1.

“Todos los suministradores de motores han invertido una gran cantidad de dinero en desarrollar sus unidades de potencia. Pero creo que se desperdicia mucho dinero en este proceso. El motor es el lugar para comenzar el ahorro de costes. Además, Redujeron las jornadas de test para ahorrar dinero, pero luego todas las escuderías cuentan con simuladores, destinando millones de dolares su construcción“.

Lea también: