72686.jpg

El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, falleció anoche a los 79 años de edad después de encontrarse indispuesto durante la jornada de ayer para asistir a algunos compromisos que tenía programados. Además de ser considerado uno de los hombres más poderosos del país, Botín fue el principal responsable de la entrada de Santander en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 por medio del patrocinio a McLaren en 2007.

La estrecha colaboración con Fernando Alonso permitió que el grupo financiero se uniese a Ferrari como patrocinador (con quién tiene un acuerdo hasta 2017 a razón de 200 millones de euros) cuando el bicampeón del Mundo llegó a Maranello en 2010. Durante los últimos años, el Grupo Santander se ha convertido en uno de los principales apoyos de la Fórmula 1 en este país y en otros como Reino Unido y la pasión por el automovilismo de Botín ha desembocado en numerosos mensajes de apoyo a la familia del banquero durante esta mañana. Entre ellos destacan nombres como el propio Fernando Alonso, Ron Dennis o Ferrari. Descanse en paz.

Lea también: