VILLENUEVEJacques Villeneuve visitó este fin de semana el paddock de la F1 y comentó al periódico francés “Le Parisién” que es “razonablemente optimista” con respecto a su vuelta a la Formula 1 el año que viene.

El piloto canadiense dejó el deporte en 2006, tras un decepcionante paso por BAR, Sauber/BMW y Renault. En el único equipo que demostró sus cualidades fue en Williams, con el que consiguió ser campeón del mundo en 1997.

Villeneuve está buscando hacerse con un asiento en uno de los posibles 28 asientos de la temporada 2010 y espera encontrarlo antes de Navidad.

“La F1 es como una historia de amor, siempre hay algo que te interesa, y más cuando uno se distancia”, comenta.

Villeneuve dijo que su objetivo principal es “ser competitivo” y un “héroe” para sus hijos, “como mi padre lo fue para mí”.

Insistió en que su objetivo del fin de semana del Gran Premio de Singapur no iban a ser “las negociaciones”, sino más bien socializarse con las figuras más importantes de la F1. “Todavía no estoy negociando con nadie, pero hay algún equipo interesado en mis servicios”, asegura.

Cree que encajaría en la nueva Fórmula 1 y sus nuevos reglamentos, los neumáticos lisos, la reducción de los presupuestos y la prohibición de repostar. “Con las nuevas reglas, el trabajo se asemeja mucho más de lo que ocurriera en los años 90”, añade. “El trabajo con tus ingenieros será más importante para el desarrollo del coche”.

“Siempre utilicé menos combustible y traté mejor los neumáticos que mis compañeros. Es una época que me puede venir muy bien”, declara el piloto.

“No quiero esperar mucho tiempo, porque también estoy trabajando en algunas posibilidades en los Estados Unidos. Tendré que hacer una elección”, concluye. (GMM)

TheF1.com

Lea también: