Novatos F1 2014

En 2012 analizamos el pilotaje de los participantes en la Fórmula 1 del momento. El año pasado decidimos ponernos al día con los debutantes y este año, como no podía ser de otra forma y después de varias carreras para poder evaluarlos de forma justa, hacemos lo propio. Nos ponemos al día en cuanto a nuestro análisis y categorización de los pilotos de la Fórmula 1 actual. Tres nuevos aspirantes a la gloria de la máxima categoría que llegan con sus propios estilos.

Ante todo, hay que tener en cuenta que los nombres no tienen por qué ser solo blanco o negro y por lo tanto, un piloto puede ser clasificado como agresivo solo porque es hacia allí donde más se “inclina”. Por ello, siempre hay que tomar estos análisis con una pizca de sal y verlos como la visión de una sola persona que, experta o no, tiene la información “limitada”. Para evaluar de forma totalmente justa a los pilotos, nos haría falta disponer de la telemetría y demás. Pero aunque no la tenemos, nos aventuraremos una vez más.

Kevin Magnussen – Estilo Preciso

Kevin Magnussen 2014 F1 Mónaco

Valorar a Kevin Magnussen es tarea sobre todo de los últimos dos años ya que antes de eso, las categorías en las que estuvo son suficientemente distintas y de “bajo nivel” como para que juzgar el pilotaje en términos absolutos sea dificultoso. Por eso la experiencia en la Fórmula Renault 3.5 y en la Fórmula 1 son las que nos dan las respuestas sobre el estilo del piloto danés, hijo de Jan Magnussen, quien también estuvo en su día con McLaren en la categoría reina.

Kevin Magnussen queda catalogado como piloto de estilo Preciso. Lo vemos en su carrera deportiva en estos dos últimos años y lo que llevamos de la presente temporada. Es quizás la de 2013 la que nos da más información en ese sentido. Estando delante en una categoría como la Fórmula Renault 3.5, pudimos ver cómo se desenvuelve en carrera contra los más rápidos y qué caminos elige para ganar. Aunque a Magnussen le hemos visto atacar, nunca ha sido su principal baza.

De hecho, su pilotaje no destaca por un enfoque “echado para alante”, por decirlo de alguna forma. El piloto de McLaren no es de esos pilotos que suelen tomar riesgos carrera tras carrera y que se pasan el día atacando, clavando frenos y sacándose vueltas increibles de la chistera. Lo de este “vikingo” es otra cosa. Precisión milimétrica, lectura de carrera y un enfoque “frío” es lo que nos ha mostrado cuando ha tenido la oportunidad.

El año pasado en la Fórmula Renault 3.5 empezó bien pero sobre todo aprovechó los errores inesperados de Antonio Felix da Costa y los esperados de Stoffel Vandoorne para destacarse en la clasificación y empleó algo de tiempo para encontrarse a si mismo en la pista para sacar el máximo rendimiento de su coche. Inicialmente parecía un piloto conservador pero pronto demostró que había más ahí y se sacó un final de año estelar. Al final, en solo tres de las diecisiete carreras terminó fuera del podio (más la descalificación en Paul Ricard).

En la Fórmula 1 le hemos visto hacer más de lo mismo. Siendo casi como una versión joven de Jenson Button, recuerda bastante a los inicios del británico. Pocos errores y muy centrado en aprender para sacar partido de todo lo que haya. Además, añade su propio toque con un pilotaje particularmente fino que puede llevarle muy arriba. Algunos precisos tienden a ser agresivos hasta cierto punto. Magnussen quiere ser preciso hasta con la lectura de las carreras. El tiempo dirá si acierta.

Daniil Kvyat – Estilo Moderno

Daniil Kvyat 2014 F1 Melbourne

Una de las sorpresas de cara a esta temporada fue que Daniil Kvyat fuera el piloto elegido por Red Bull para subirse al coche que dejaba libre Daniel Ricciardo. Pero es que el ruso se lo ha ganado a pulso. Nos costaría valorar su pilotaje por la poca experiencia que tiene, subiendo directamente de la GP3, donde ganó el título el año pasado. Allí demostró tener el estilo que solemos definir como “Moderno”. No, no hablamos de un piloto con gafas de pasta y tendencias alternativas. Hablamos de su pilotaje y en particular, de su formación.

Kvyat nos aparece como un nuevo caso de esta nueva selección de pilotos que suben en nuestros tiempos y a quien se les pide que sean buenos en todo. No vale son ser un genio del cuerpo a cuerpo o con ser capaz de volar a una vuelta. Tampoco se puede quedar solo en una gran capacidad de lectura de carrera y tratar bien los neumáticos, como tampoco vale lo de pilotar de forma “quirúrgica”, como si se trazara con un bisturí la línea que tiene que seguir el monoplaza. Hay que juntarlo todo y mezclarlo bien y así nos aparecen los pilotos de estilo Moderno.

Dicho esto, Kvyat tiende ligeramente hacia ser un piloto agresivo. Incluso podríamos decir “ligerísimamente”, ya que no es algo que le defina. Si hubiera que buscar un punto que definiera al ruso, este sería su aparente capacidad de adaptación. Lo demostró con el GP3 y lo ha demostrado de nuevo este año con el Fórmula 1. De momento, ha puntuado en tres ocasiones y está disfrutando de una temporada mejor que la de su compañero de equipo, el francés Jean-Eric Vergne.

En la GP3 el año pasado, Kvyat demostró tener la precisión y la agresividad necesaria para estar regularmente delante en las parrillas de salida pero también ser lo suficiente conservador para llegar al final de carrera con sus neumáticos en buen estado. En Monza también demostró su habilidad en el cuerpo a cuerpo para llegar en segunda posición en la segunda carrera a pesar de partir octavo tras haber ganado la carrera del día anterior.

Al final, el nuevo piloto de Toro Rosso es un joven al que aún le queda aprender, evolucionar y posiblemente centrarse en una de sus habilidades. Deberá suceder de forma natural y poco a poco se irá definiendo como piloto. Claro que, visto lo visto y puesto que hasta ahora se mantiene como un piloto de estilo Moderno que lo posee todo hasta cierto punto, ¿porqué no puede seguir como hasta ahora y llegar a la cima maximizando todas estas habilidades?

Marcus Ericsson – Estilo Agresivo

Marcus Ericsson 2014 F1 Baréin

En Caterham cambian de pilotos completamente de la temporada 2013 a la 2014. Un año difícil para el equipo de Tony Fernandes y es que aunque el emprendedor malayo afirma que el equipo no está en venta, el caso es que sí dijo en pretemporada que si los resultados no mejoraban, su paciencia se terminaría y la historia del equipo también. Por ello los dos pilotos que tiene el equipo este año son pilotos de pago, aunque no por ello menos competitivos. Lo curioso del caso es que ambos pilotos comparten estilo.

En su día hablamos de Kamui Kobayashi como piloto agresivo. Su nuevo compañero de equipo, el sueco Marcus Ericsson, también es agresivo. Puede que con el monoplaza más lento de la parrilla sea difícil juzgarlo pero sí que nos podemos basar en sus años en la GP2 y en detalles vistos este principio de año para darnos cuenta que el heredero de leyendas como Ronnie Peterson, Gunnar Nilsson y Stefan Johansson es un piloto de los que siempre lo da todo, haya posibilidades o no.

Es un hecho curioso, ya que en sus inicios en categorías menores, Kenny Bräck habló de Ericsson como un piloto que le recordaba a Alain Prost. Seguramente fuera así al principio pero con los años, Ericsson ha ido dando la vuelta y donde una vez hubo un piloto frío y calculador, ahora hay un piloto agresivo que sabe tener paciencia pero que tiende a atacar con dureza. En la GP2 se acabó de mostrar su estilo. En cuatro años en la GP2, consiguió tres victorias y un puñado de buenas actuaciones aunque sin la constancia necesaria para estar arriba.

Cualquier trazo de un estilo conservador o preciso que hubiera tenido en el pasado había desaparecido en la GP2, donde básicamente intentaba cada día salir a por todas. En algunos casos, mezclaba su agresividad con un enfoque frío para ir sacando resultados. Quizás algo más de esto le habría servido el año pasado, donde se vio involucrado en más incidentes de los que debería haber vivido. Con un gran coche como el que le proporcionó DAMS, muchos esperaban que fuera campeón.

A pesar de ello, solo pudo ser sexto pero demostró ser capaz de sobreponerse a unas primeras carreras terribles y sin puntos. No puntuó hasta la quinta ronda de la temporada sobre un total de once a pesar de tener dos poles en estas primeras carreras. Cuando finalmente pudo encontrar la forma de estar delante, demostró que controlando esa agresividad, era rápido como el que más. Este año con el Caterham solo ha podido dar señales de esta agresividad, clasificando por delante de Kobayashi en algún caso y luchando con fiereza. ¿Veremos a alguno de estos jóvenes evolucionar por caminos inesperados?

En Motorpasión F1 | El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: presentación, El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: “El estilo Conservador”, El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: “El estilo Preciso”, El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: “El estilo Moderno”, El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: “El estilo Duro”, El pilotaje de los pilotos de la Fórmula 1 actual: “El estilo Agresivo”, El pilotaje en la Fórmula 1 actual: los novatos de 2013

Lea también: