sin_título-3.jpg

Sin duda es uno de los imprescindibles del calendario del Mundial de Fórmula 1. El circuito de Spa-Francorchamps es posiblemente una de las improntas más representativas de todo el calendario, tanto que se hace difícil pensar en un resumen de final de temporada sin la habitual imagen de los monoplazas encarando Eau Rouge. Afortunadamente, las últimas informaciones parecen asegurar la presencia del trazado belga en el gran circo por un tiempo.

El contrato entre la Fórmula 1 y Spa finaliza a finales de la próxima temporada. A pesar de los continuos rumores de nuevos Grandes Premios en países del este o en disparatados deseos de Bernie Ecclestone, uno de los pocos trazados clásicos que quedan en el campeonato parece que renovará hasta finales de 2018. Una prolongación de tres años que según el medio L’Echo estaría cerca de producirse. Crucemos los dedos.

Vía | AutoSport

Lea también: