Kimi Raikkonen winsKimi Raikkonen lideraba la carrera en Abu Dhabi plácidamente después de que el segundo coche de seguridad se retirara de la pista. El ‘hombre de hielo’ impuso un ritmo que impedía al Ferrari de Fernando Alonso acercarse al liderato y poner en apuros al piloto de Lotus.

Pero todo cambió casi al final de la carrera, cuando el monoplaza de la escudería de Il Cavallino Rampante comenzó a volar sobre el trazado de Yas Marina. Vuelta tras vuelta, el español iba recortando tiempo al finlandés y el equipo se lo hizo saber por radio. Le pidieron que apretara más, pero Raikkonen ya estaba empujando al máximo, de ahí su enfado: “¡Déjame en paz!”, espetó el campeón de 2007.

Las conversaciones por radio de Kimi Raikkonen

Lea también: