Después del accidente, el lateral del Halo y sobre la cabina del Sauber mostraron signos claros del impacto con uno de los neumáticos del McLaren, después de que Alonso volara por encima de Leclerc.

“Es un poco pronto para decirlo. La cámara de alta velocidad no nos dirá mucho, la cámara de a bordo que hemos visto hasta ahora no es particularmente clara”.

“Pero creo que lo que está claro son las importantes marcas de neumáticos tanto en el chasis como en el Halo”.

“Creo que sería un poco especulativo, pero se puede ver que no hace falta mucha imaginación para pensar que las marcas de los neumáticos podrían haber estado realmente sobre la cabeza de Charles. Habría sido un milagro de no ser así, en caso de que el Halo no hubiera estado allí”.

“Hay una gran extensión de las marcas de los neumáticos, como todos han visto, así que no se necesita mucha imaginación para pensar que probablemente habrían entrado en contacto con su cabeza. Pero eso es un poco especulativo”.

“Hemos tomado muchas fotografías y nuestros investigadores se pondrán en contacto con Sauber el lunes por la mañana para asegurarnos de que entendemos, por ejemplo, si cuando quitaron el Halo las fijaciones y los pernos que lo sujetan estaban en buen estado y, más importante aún, para ver si había sido dañado”.

“Actualmente está siendo sujetado por pernos, pero queremos ver si sale de una forma diferente para que podamos tratar de aprender todo lo que podamos a partir de eso. Parece que ha recibido un golpe bastante fuerte”.

 

Lea también: