Un cambio de reglas siempre puede dar lugar a movimientos interesantes en la grilla, son muchos los que creen que ello puede poner fin a estos años de dominio Mercedes, basado en el mejor motor. Pero en 2017 la aerodinámica volverá a tomar protagonismo, un punto a favor para Red Bull.

Las nuevas normas buscan un monoplaza mucho más rápido, con el mismo motor. Se aumenta el ‘down force’, el apoyo aerodinámico, pero básicamente gracias al ‘efecto suelo’, con un difusor mayor al actual y un fondo plano más ancho; los coches podrán medir ahora dos metros de anchura de carrocería. El ala delantera en teoría pierde algo de importancia, pero resultará como siempre vital para canalizar el aire hacia el difusor y también para las turbulencias generadas por las ruedas delanteras. El alerón trasero será más ancho y bajo. Y las ruedas crecen de forma sustancial para potenciar el agarre mecánico en las curvas y mejorar a su vez la motricidad.

Se especula que todo ello podría hacer que los pilotos ganaran unos 4 o 5 segundos por vuelta. La pregunta es si éste es el cambio que realmente necesita la F1 para aumentar su espectacularidad. Los coches ocuparán mayor parte de la pista, en recta serán más lentos, pero con un paso por curva infinitamente superior. La distancia de frenada se reducirá, lo que provocará que los adelantamientos se compliquen, algo que podría ir en contra del objetivo principal de la nueva normativa.

Otra de las dudas reside en la anunciada “igualdad de motores” por la dificultad de controlar el gasto de las fábricas pese a la reducción del coste de manutención de los propulsores, que serán más ruidosos. Los cuatro suministradores garantizarán un propulsor a cualquier equipo que lo desee siempre que pueda permitírselo económicamente, y trabajan en unidades de potencia que tengan entre ellas una diferencia inferior por vuelta al 2%. Además, se elimina el sistema de tokens que tantos dolores de cabeza ha dado a Honda desde 2015, y se aumenta el peso de gasolina por GP en un 5%para ir a fondo más tiempo.

Lea también: