Bernie Ecclestone El jefe de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone ha dicho que no se siente preocupado por la seguridad del Gran Premio de Baréin que se disputará a finales de este mes de abril. El británico de 82 años de edad, confía que el evento no se convierta en el blanco de las protestas contra el gobierno como ya ha sido el caso en años anteriores.

En 2011 la carrera fue cancelada en medio de una revuelta contra la elite Suní – dirigida por la familia del gobernante Al-Khalifa – con al menos 35 muertos. El año pasado la situación había mejorado lo suficientemente como para que la carrera siguiera adelante como estaba previsto, a pesar de que los niveles de seguridad y el número de policías se intensificó para hacer frente a las protestas pro-democracia de los Chiítas.

A medida que se acerca el evento de 2013, Ecclestone se muestra optimista de que lo peor de la crisis del Golfo se ha quedado en el pasado y dice que no ha oído ningún informe negativo al respecto.

“No he tenido ningún reporte negativo de nadie de allí”, dijo Ecclestone, quien también confirmó que este año volverá a asistir a la carrera, a la agencia Reuters. “Alguien que vive allí vino a verme ayer y dijo que todo es muy normal.”

“Todo lo que hay allí es bueno para nosotros. Hacen un trabajo muy, muy bueno con la carrera, todo el soporte de la parte superior es buena. No hay problemas”.

 

Lea también: