Formula One World Championship, Rd1, Australian Grand Prix, Preparations, Albert Park, Melbourne, Australia, Thursday 13 March 2014Se trata de una dispositivo común a todas las escuderías pero que, ha sido un importante rompecabezas para los ingenieros y también para los pilotos, que ahora tienen un tacto de frenada completamente distinto, más duro, según algunos de ellos. Casi todas las escuderías están teniendo problemas con la puesta a punto de este nuevo sistema. Räikkönen afirmó que el ‘brake-by-wire’ ha sido uno de los principales responsables del pobre rendimiento del nuevo Ferrari F14 T con respecto a sus rivales en la primera carrera de la temporada.

Hasta ahora, los monoplazas montaban sistemas de frenado tradicionales (hidráulicos) en los que el piloto, al pisar el pedal del freno, activa una bomba que mueve un líquido a través de un circuito interno, que llega hasta las pinzas. La presión del líquido de frenos hace que la pinza se cierre y ‘muerda’ el disco de freno.

Sin embargo, el sistema ‘brake by wire’ está controlado electrónicamente. Es decir, cuando el piloto activa el freno, hay un dispositivo eléctrico que calcula cómo de fuerte se está pisando el pedal y, en consecuencia, regula la potencia de frenado. Por reglamento, este dispositivo va instalado solo en el eje trasero y se ha mantenido el delantero hidráulico para prevenir que, ante una posible avería eléctrica, el monoplaza no se quede sin frenos.

Este sistema, además, también forma parte del famoso ERS y se encarga de acumular la energía de las frenadas en las baterías de las que salen los 160 CV extra de la parte híbrida de la mecánica.

Lea también: