1alonso_f14t.jpg

Hace mucho tiempo alguien me dijo que cuando las cosas no marchen en tu PC, de nada sive darle golpes a la pantalla en forma de frustración. Hay que dar los golpes a la CPU que es la causante de que algo no vaya bien. Como bien sabemos, los gestos de rabia del ser humano pierden la racionalidad y a pesar de causarnos dolor, nos sienta bien dar un golpe de vez en cuando a los aparatos a modo de desahogo.

Ese fue el caso de Fernando Alonso en el Gran Premio de Gran Bretaña. El asturiano tuvo que pelearse, y mucho, con el Ferrari F14T. En uno de esos momentos, y tras una serie de latigados que el piloto consiguió dominar, Alonso no pudo más y tuvo que darle un pequeño “guantazo” a su monoplaza. Y es que a veces, no podemos contenernos.

Lea también: