lotterer1.jpg

La sorprendente llegada de André Lotterer a la parrilla de la Fórmula 1 forma parte de una de esas estrategias de Colin Kolles que nadie es capaz de comprender. El rumano contactó con Lotterer hace unos días y el piloto alemán no pudo decir que no: “le debo mucho”, comentaba ayer en su primera entrevista como piloto de Fórmula 1.

Lotterer hará su debut en la Fórmula 1 esta temporada en Bélgica, con 32 años. A pesar de ello, el piloto alemán tiene una enorme reputación en el mundo del motor. Tiene los pies en el suelo, pues ni se plantea abandonar ninguno de sus actuales planes por la F1. Kolles le llamó, no pudo decir que no, y poco después (el lunes) ya se encontraba rodando en el Caterham en el simulador de Leafield.

André no pudo decir que no a Colin, quien le llevó a la resistencia hace en el año 2009 y le puso al volante del Audi R10 con el que debutó en Le Mans. Ahora, con un plan mixto entre resistencia y Súper Fórmula, puede presumir de haber ganado tres veces en Le Mans y estar segundo en la clasificación de la categoría japonesa.

Me senté en el simulador el lunes y creo que fue bastante bien. Si soy último nadie se burlará de mí. Quiero hacerlo lo mejor posible y disfrutar del fin de semana. Tenemos un coche modificado, con un morro diferente, capó, alerón trasero, mejora en los pontones y nuevo fondo. Todo es distinto. Nuestro objetivo: alcanzar a Marussia y la décima posición en el campeonato. El estar aquí no quiere decir que empiece a soñar con la F1. No me iré de Audi. No estoy loco

Debutar en un Caterham es menos malo que hacerlo en un monoplaza competitivo. Un mal resultado se notará menos, pues solo puede ser comparado con Marcus Ericsson. Aún así, en Lotterer , cuyo objetivo es dar su feedback a Kolles, hay depositadas buenas esperanzas.

Declaraciones vía | Speedweek

Lea también: