Adrian NeweyAdrian Newey, (nacido el 26 de diciembre de 1958 en Stratford-upon-Avon) es el oficial jefe técnico del equipo Red Bull Racing de Fórmula 1. Ha trabajado tanto en Fórmula 1 como en Fórmula Indy como ingeniero de carrera, ingeniero de aerodinámica, diseñador y director técnico, habiendo logrado éxitos en ambas categorías. Considerado como uno de los mejores ingenieros en la Fórmula 1, Newey inspiró diseños que han ganado numerosos títulos y casi 80 grandes premios, dominando gran parte de los años 1990. Abandonó McLaren en 2005 tras cuatro años de especulaciones sobre su marcha. En noviembre de 2005 se confirmó su traspaso al equipo Red Bull Racing para el año siguiente. Desarrolló Red Bull, consiguiendo una aerodinámica increíble hasta conseguir el título de pilotos y constructores en 2010 y 2011.

Sus comienzos

En 1983 se trasladó al proyecto March Indycar y comenzó a trabajar en el coche del año siguiente. Una vez más, su diseño probó ser altamente competitivo ganando siete carreras, incluyendo la famosa Indy 500. El chasis 85C lograría el título de CART al año siguiente con Al Unser, aumentando rápidamente su reputación como diseñador aún más cuando Bobby Rahal repitió el triunfo en 1986 y 2010. Trabajando como diseñador e ingeniero de carrera, Newey estableció una fuerte amistad con Rahal.

Newey abandonó March para regresar a Europa, uniéndose al equipo FORCE de Fórmula 1 en un esfuerzo por mejorar su suerte. Desgracidamente, el equipo se retiró al final de la temporada de 1986 y Newey recaló nuevamente en March, esta vez para trabajar como diseñador jefe en el equipo de Fórmula 1.

Newey llegó a la Fórmula 1 en un período en el que la aerodinámica carecía de mayor importancia en el diseño de vehículos, de tal forma que aún quedaba mucho por innovar. El diseño de 1988 fue mucho más competitivo de lo esperado, llegando a liderar incluso algún gran premio. A pesar de ello, recibió críticas por prestar demasiada atención al aspecto aerodinámico en perjuicio de otras áreas del equipo. Con la evolución de March en Leyton House, Newey ascendió a director técnico. Aún teniendo probablemente al mejor diseñador del momento, los resultados del equipo no fueron todo lo buenos que cabría esperar y Newey fue despedido a mediados de 1990, si bien no tardó en encontrar otro empleo.

El dominio de los años 90

En 1990, el equipo WilliamsF1 era una escuadra con un indudable ascenso y el director técnico, Patrick Head, no pensó dos veces en contratarle. Con un presupuesto mucho mayor y más recursos a su disposición, Newey y Head se convirtieron rápidamente en la asociación de diseño dominante de principios de los 90. En 1991, el chasis FW14 de Newey alcanzó en características al hasta entonces dominante McLaren, y sólo algunos problemas de fiabilidad y la maestría de Ayrton Senna impidieron que Nigel Mansell se hiciera con el título.

En 1992 no hubo grandes problemas, y con un dominio sólo repetido años después en la era Ferrari-Schumacher, Mansell logró el título mundial y Newey ganó su primer título de constructores. En 1993 consiguió el primer y tercer puesto, esta vez con Alain Prost y Damon Hill al volante del FW15, y su segundo título de constructores.

El rendimiento bajó un cierto grado en 1994 y el equipo Benetton consiguió alcanzar a Williams en rapidez y fiabilidad. Unido a ello, en el Gran Premio de San Marino de 1994 ocurrió el fatal accidente de Ayrton Senna, el cual había sido contratado aquel mismo año. Una mejor segunda parte del campeonato, unida a la suspensión de Schumacher, hicieron que Williams lograra el tercer título consecutivo de constructores, a pesar de no lograr el título de pilotos. Sin embargo, la situación de Newey en el equipo comenzó a ser algo distante.

Preparado una vez más para ser director técnico de equipo, pero bloqueado por el puesto de Head, Newey abandonó Williams a principios de 1997, después de otra brillante temporada en la que Damon Hill y Jacques Villeneuve dominaron la competición, legando el diseño del coche del año 1997, el FW18, con el que Jacques Villeneuve ganaría el campeonato mundial al en aquel entonces bicampeón mundial, Michael Schumacher.

La época de McLaren

Newey se marchó a McLaren, donde tuvo que dedicar esfuerzos al diseño del monoplaza del año siguiente al tiempo que también mejoraba el diseño de Neil Oatley del coche de 1997. El resultado de la llegada de Newey fue un gran final de campaña del equipo McLaren, con un doblete de Mika Hakkinen y David Coulthard en el Gran Premio de Europa, última carrera del año, sobre Jacques Villeneuve, tercero en la carrera. La aparición estelar al año siguiente del McLaren MP4/13, lo convirtió en el rival a batir. Mika Häkkinen ganó los títulos de 1998 y 1999 y estuvo cerca de repetir una vez más en 2000. A finales de los años 1990, los diseños de Newey habían significado seis de los últimos títulos de constructores y 76 victorias. Poco hacía presagiar que en los cinco años siguientes, sus coches sólo lograrían 15 victorias y ningún título.

En verano de 2001, el ya retirado Bobby Rahal y por aquel entonces asesor de la escudería Jaguar Racing, intentó contratar a Newey, pero finalmente no se alcanzó el acuerdo entre ambas partes y Ron Dennis persuadió a Newey para quedarse. Hubo unos cuantos rumores sobre su marcha en aquel momento, y sobre su mala relación con Dennis, hasta que en 2005 el famoso diseñador finalizó contrato con la escudería británica.

Red Bull Racing

 

El equipo Red Bull Racing anunció el 8 de noviembre de 2005 que Newey formaría parte del mismo en la temporada 2006, donde coincidiría con el piloto David Coulthard, con el que ya trabajó en Williams y McLaren. Aunque Newey no trabajó en el diseño del monoplaza utilizado en 2006, si que intervino en el de 2007 y 2008. En 2009, diseñó uno de los mejores monoplazas y gracias a ello, Sebastian Vettel y Mark Webber consiguieron las primeras victorias para la escudería de las bebidas energéticas. En la temporada 2010 el monoplaza fue el mejor de toda la parrilla, consiguiendo la mayoría de las poles y un gran número de victorias, por lo que consiguió el título de Constructores en el Gran Premio de Brasil de 2010, y una semana después, en la ultima carrera de la temporada en Abu Dhabi, Sebastian Vettel conquistó el titulo mundial de Pilotos con el Red Bull RB6. Al año siguiente, diseñó un coche notablemente superior a los demás, consiguiendo una gran cantidad de poles y victorias, haciendo que, finalmente, Sebastian Vettel se convirtiera en el bicampeón más joven en la historia de la formula 1, superando a Fernando Alonso.

 

 

 

Lea también: